Entender y Gestionar Rabietas

rabieta mamajuanabanana
rabieta mamajuanabanana
Imagen vía freepik

Sobrevivir a una pataleta, o rabieta, o llanto/gritos acompañado de “metiroenplancha” o “meretuerzocontodasmiganas” no es nada sencillo. En primer lugar para los/as pequeños/as que están aprendiendo a canalizar su frustración. Pero para mamás y papás tampoco es tarea fácil, de hecho una de las más desagradables a las que nos vamos a enfrentar y a la vez inevitable.

¿Por qué una rabieta es difícil para las personas adultas que cuidamos?

Sencillo: porque al igual que ellos nosotro/as tenemos que gestionar emociones y, por tanto, la expresión de las mismas para controlar la situación lo mejor posible. No la vamos a frenar en seco, pero evitaremos un “disgusto” mayor. Asimismo,  estaremos haciendo algo esencial que en psicología se llama modelado y que implica que nuestros/as hijos/as aprenden por imitación.

Gestión de las emociones que la rabieta nos produce a papá y/o mamá

Nunca podemos frenar gritos alzando la voz tanto o más que ellos, no vamos a esperar que dejen de dar golpes al aire si somos un manojo de nervios haciendo aspavientos.

Mantener la calma es algo que también se puede aprender que, una vez más, nuestros/as peques nos están dando la oportunidad de entrenar. Es lo que John Mayer y Peter Salovey (precursores de la teoría de la Inteligencia Emocional) llaman “habilidad emocional”, y que se definiría como la capacidad de las personas para darse cuenta de los sentimientos de forma adecuada, la destreza para asimilarlos y comprenderlos correctamente y la facultad para regular y modificar nuestro estado de ánimo o el de los demás.

Lo que tendríamos que hacer es ser conscientes de las emociones que nos están embargando (enojo, ira, enfado, sensación de perder el control…), procesarlas. Pero no queda ahí, viene lo más difícil, la llamada regulación emocional que consiste en controlar las emociones de tal manera que no nos abrumen y nublen. Es decir, no dejar que esas emociones nos lleven a perder el control. En este caso, plantearnos que vamos a ser capaces de hacer desaparecer la rabieta en cuestión de segundos como por arte de magia es un error que puede alejarnos de tal regulación. ¡Ojo! esto no quiere decir que pueda suceder y que tengamos que cruzarnos de brazos a esperar que cesen expontáneamente, creo firmemente en que jamás hay que dejar llorar a un/a niño/a, pero las pataletas son parte de su aprendizaje.

Sin embargo debemos tener claro cuál es nuestro objetivo: el bienestar de nuestra/o peque, y seguir los pasos adecuados para que se calmen en el tiempo que la intensidad de la rabieta requiera, desde una óptica positiva.

Gestión de la rabieta en lo/as niño/as

Las rabietas pueden tener dos orígenes muy primarios: sueño/cansancio y/o hambre/sed. Para lo cual ir siempre con provisiones de comida y agua es una buena costumbre. Además también se pueden establecer prioridades. Si tiene mucho sueño no va a pasar nada porque ese día se salte la comida.

Otra causa posible es que quieren algo que en ese momento no creemos conveniente darles. Da igual que la pataleta ya se ha iniciado pero replantearnos por qué no queremos dárselo siempre es positivo.

Me explico mejor, imaginaos que quieren un trozo de chocolate y no quieres dárselo, los gritos comienzan. ¿Por qué no se lo doy?  

a)Porque creo que le va a caer mal, en 15 minutos vamos a comer/cenar…

b)No lo sé, realmente no tiene tanta importancia.

Si es la opción b, yo se siempre se lo doy, aunque ya esté gritando o llorando.  La mayoría hemos crecido con el “porque lo digo yo”, que no es más que un autoritarismo absurdo que pretende dejar bien marcadas las diferencias de poder entre personas adultas y niños/as y que no deja espacio al diálogo y entendimiento. Supone marcar distancias innecesarias. Además, si seguimos esta línea estamos mandando un mensaje: nunca cambies, no des tu brazo a torcer. Un arma de doble filo:

-por un lado porque ¿por qué iba a dejar de insistir él/ella en vez de tú?

-por otro lado (mucho más importante) no estamos enseñándoles a adaptarse. El ser humano vive en constante cambio y su supervivencia y su capacidad para sentir satisfacción con sus elecciones depende de la habilidad para adaptarse.

Si ha llegado el momento en que su enfado es tan grande que ya no quiere nada, solo llora, grita y/o da golpes, entonces lo que hago es respirar hondo, acercarme hablándole muy suave, la cojo en brazos (aunque esté lanzando porrazos al aire) y la abrazo fuerte. Le cuento que entiendo su enfado, que pronto se va a pasar y yo estoy para acompañarla, que la quiero mucho y sigo a su lado. Cuando se alarga, también le canto bajito, para transmitirle mi calma. 

Pero nunca, nunca, NUNCA la dejo sola. En palabras de Darcia Narváez, profesora de psicología en la universidad de Notre Dame en Estados Unidos: dejar llorar a lo/ass bebés favorece que desarrollen menos su inteligencia, crezcan menos saludables, con más ansiedad y poca actitud cooperativa, y que se conviertan en personas alienadas en su adultez. Ella misma lo detalla aportando datos basados en estudios científicos en este artículo.

¿Qué hacéis vosotras/os? ¿Actuáis en la misma línea?

Escrito por

Detrás de MamaJuana Banana está Ester López-Turrillo, Psicóloga terapeuta experta en crianza, con una amplia formación en perspectiva de género y feminismo, y experiencia laboral en el mundo de la infancia. Pero sobre todo, sobre todo... soy mamá de dos niñas, que me aportan el mayor de mis aprendizajes, con las que crezco personalmente cada día. La crianza con apego es mi estilo de vida, todo un reto porque implica vivir despacio en los tiempos que corren, respetar el ritmo que mis hijas marcan adaptándolo a mis rutinas. ¿Os suena? La crianza de los/as hijos/as aunque preciosa, no es sencilla. Nos enfrentamos a retos continuos y situaciones que nos ponen a prueba, a diario, continuamente. Y como mamá (o papá) no nos encontramos siempre con los recursos necesarios para afrontarlos. Por eso, déjame ayudarte. Además, como acompañante a la maternidad, estaré contigo en cualquier momento del maravilloso proceso de crear vida: preconcepción, embarazo, parto, postparto. Siempre desde el respeto a tus propias decisiones, con confianza, comprensión, sin juicios. Mi misión es proporcionarte información; acompañarte en la búsqueda de la confianza en ti misma, de tu autoestima; trabajar la relación de pareja; hacer de tu proceso un momento brillante, para que lo vivas de manera consciente, aquí y ahora; trabajar los cambios que se producen en la  pareja y/o familia ¿Conoces Método NACES? También lo aplico. Es un método basado en el hypnobirthing que consiste en prepararte para dar a luz trabajando desde el inconsciente, de tal manera que cuando llegue el momento tu cerebro identifique que ya lo has experimentado y recuerde que tú, que tu cuerpo y tu esencia estáis preparados y sabéis hacerlo. Además de empoderarte para el parto también aumentará la complicidad con tu pareja o acompañante si así lo decides. Podemos hacer sesiones individuales presenciales u online, sesiones grupales e incluso el día del alumbramiento. Los cambios forman parte de mi vida, lo que me hace crecer continuamente. Actualmente me encuentro en Ciudad Real, donde podemos vernos en persona si te interesa. Pero siempre, siempre, siempre puedes contar conmigo a través de las redes. Así, desde la intimidad de tu casa, o a través del smartphone podemos contactar, resolver dudas, trabajar juntas/os, conectar. Bien por videoconferencia, a través del correo electrónico o incluso a través de una llamada de teléfono. Escríbeme a [email protected]

3 comentarios sobre “Entender y Gestionar Rabietas

  1. Pues sí! En la misma línea!
    La verdad es que a mi el escenario de una rabieta muchas veces me da risa. No por burlarme de mi hija si no por la situación, me veo ahí de pie, ella tirada en el suelo y todo el mundo semiofendido con su actitud… Y a mi me da la risa floja.
    Si no se le pasa con mi propia risa (más de una vez se ha reído conmigo) la cojo en brazos, la calmo y la acompañó como puedo.
    En fin, cada día aprendemos, pero esto es lo que hago por ahora.
    Un abrazo!!!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s