La influencia de las emociones en el bebé durante el embarazo y el parto

ansiedad embarazo

Cada vez hay más evidencia de que las emociones que la mamá experimenta durante el embarazo influyen directamente sobre el bebé que está gestando. Al igual que a partir de las semana 18 ó 19 comienza a escuchar o a partir de la semana 15 percibe los cambios de luz, las emociones también son percibidas a través de neurotransmisores que le llegan directamente a la placenta.

Este hecho es de suma importancia puesto que nos está indicando que:

 La forma en que la mamá experimenta el embarazo incide en el desarrollo del bebé dentro del útero y también durante toda su vida.

La psicobióloga perinatal Viviette Glover, del Imperial College de Londres, ha encontrado evidencia de que cuando los niveles de cortisol (la hormona del estrés) son altos en la madre existe una mayor probabilidad de que se desarrollen problemas de conducta y aprendizaje en el/la niño/a. Y esto ocurre a pesar de que la placenta bloquea la entrada de esta hormona.

Es cierto que durante nuestra vida estamos expuestas/os a eventos que no podemos controlar y que pueden ser muy estresantes o traumáticos. Es parte del ciclo. Sin embargo cada persona varía la forma en que puede afrontarlos: hay quien queda estancado/a durante meses o años; hay quienes evitan la situación y huyen; y hay otras personas que sacan toda la energía, extraen aprendizaje y se arman de valor para seguir hacia delante. Estas últimas se llaman resilientes.

Dejo a un lado este tipo de incidentes que pueden ocurrir durante el embarazo porque quiero centrarme en aquellos que se desarrollan dentro de cierta “normalidad” (nunca me ha gustado este término).

Durante la gestación recopilamos cantidad de información y productos orientados a nuestro bienestar físico y el de nuestro/a bebé. Compramos cremas, nos informamos cuáles son las mejores para prevenir estrías, para las piernas cansadas, la de los pezones, la del periné, la del postparto, la del culito del bebé, la de los masajes… Sabemos cuáles son los mejores sacaleches, los veinte mil tipos de tetinas de chupetes y biberones, los esterilizadores, carritos, maxicosis, minicunas, cunas, cojines de lactancia…

DSC_0018

Pero… ¿Qué pasa con nuestra salud emocional?

Solemos dejar la salud mental en un segundo plano, igual que lo hacemos cuando no estamos embarazadas. Y no solo lo hacemos nosotras. También lo pasan por alto en la atención primaria, en el entorno próximo que te suele preguntar por los síntomas físicos pero no si estás feliz, agobiada, temerosa, petórica… En definitiva, que ni nosotras ni nuestra pareja nos damos cuenta, pero tampoco recibimos de fuera señales o preguntas que nos hagan recapacitar sobre la importancia de cuidarnos a nivel emocional.

Es sabido que las embarazadas atravesamos por un momento en el que estamos más sensibles, emotivas, irritables, irascibles… Se hace más difícil controlar las emociones: llegan y arrasan. Lo que sí puede someterse a cierto control es esa llegada. Y ahí la pareja (si la hay), juega un papel primordial.

Por eso, aunque el/la bebé se geste dentro de nuestro cuerpo, papás y mamás no gestantes, también tenéis mucho que ver en el sano desarrollo de vuestros hijos e hijas. Quizás sea complicado. Digamos que no podéis prever todas las reacciones, pero más difícil aún es ayudar a crecer al bebé dentro del útero, gestionar emociones e intentar seguir con las tareas que tenías antes del embarazo.

En la consulta online me encuentro con parejas muy agobiadas. Se suelen repetir expresiones como: “mi mujer embarazada está insoportable”; “mi mujer me odia desde que está embarazada”; “desde el embarazo mi mujer me tiene manía”. O ellas mismas reconocen que existe cierto rechazo o actitud a la defensiva hacia sus maridos o parejas.

Gestionar emociones es algo complicado pero debemos tener en cuenta que la familia va a crecer, estamos inmersos en cambios continuos, en muchísimas ocasiones la mujer sigue llevando la carga mental de planificación y resolución de problemas cotidianos de la que nunca descansa, y a eso se une la cantidad de energía que consume un embarazo. Las parejas esperan que sea la propia mujer embarazada quien les pida ayuda, que colaboren, que aligeren la carga; esperan una mandato concreto; pero todo suele mejorar cuando ellos mismos toman la iniciativa para hacer el día a día más fácil para ellas.

Y es que no me voy a cansar de decirlo: La pareja (si la hay) es fundamental, deben implicarse y deben implicarlos toda la sociedad, desde la representación en los medios de comunicación hasta la vecina que se acerca a preguntarle solo a la madre qué tal se porta el bebé, o el amigo que solo le hace comentarios sobre su vida sexual. Profesionales de la salud, también tenéis mucha importancia: ¡miren a la cara a compañeros y compañeras no gestantes, diríjanse también a ellos/as, pues forman parte de ese proceso tan bonito.

Y, ¿qué pasa con las emociones durante el parto?

Emociones durante el parto

Además del embarazo, el parto es otro evento clave en el que las hormonas y neurotransmisores responsables de las emociones tienen incidencia directamente en el/la recién nacido/a. En un parto sin intervención de oxitocina o epidural, éste/a recibirá los niveles correctos de noradrenalina que harán mucho más fácil la conexión con la mamá y el primer contacto con la lactancia materna. De igual modo, el acompañamiento que la pareja hace puede ayudar a que la experiencia sea más o menos intensa.

Cada madre y pareja es libre de evaluar los pros y los contras de la forma en la que quiere dar a luz, por eso en las clases de educación maternal deberían hablarse de todas estas cuestiones. Formas, alternativas, estrategias, salud emocional durante el embarazo…

Seguro que existen centros de salud en los que se tienen en cuenta y si los conocéis: por favor, compartidlo conmigo en los comentarios porque se merecen un gran reconocimiento. Yo siempre digo que si pudiera me llevaría al centro de salud de mi pueblo de origen con la familia a todas partes. Sin embargo es común es buscar estos recursos fuera: en doulas, acompañantes a la maternidad o centros multidisciplinares especializados en embarazo y primera infancia. Aprovecho para recordar que si estáis en Málaga, Inés de FotografíaEmotiva.com es una excelente doula que me acompañó en uno de las experiencias más emocionantes de mi vida: el nacimiento de mi segunda bebé (puedes leerla aquí).

Si te encuentras identificada con lo que acabas de leer, te apetece vivir un embarazo consciente, prepararte emocionalmente para el parto, conectar con tu bebé y aumentar la complicidad con tu pareja, puedes escribirme a [email protected], rellenar el formulario que aparece aquí abajo, o escribirme un whatsapp al 600388048. Juntas buscaremos el horario para poder hablar sobre tus necesidades en la consulta online.

 

Los comentarios que me dejáis son oportunidades para crecer, ¡anímate!

Escrito por

Detrás de MamaJuana Banana está Ester López-Turrillo, Psicóloga terapeuta experta en crianza, con una amplia formación en perspectiva de género y feminismo, y experiencia laboral en el mundo de la infancia. Pero sobre todo, sobre todo... soy mamá de dos niñas, que me aportan el mayor de mis aprendizajes, con las que crezco personalmente cada día. La crianza con apego es mi estilo de vida, todo un reto porque implica vivir despacio en los tiempos que corren, respetar el ritmo que mis hijas marcan adaptándolo a mis rutinas. ¿Os suena? La crianza de los/as hijos/as aunque preciosa, no es sencilla. Nos enfrentamos a retos continuos y situaciones que nos ponen a prueba, a diario, continuamente. Y como mamá (o papá) no nos encontramos siempre con los recursos necesarios para afrontarlos. Por eso, déjame ayudarte. Además, como acompañante a la maternidad, estaré contigo en cualquier momento del maravilloso proceso de crear vida: preconcepción, embarazo, parto, postparto. Siempre desde el respeto a tus propias decisiones, con confianza, comprensión, sin juicios. Mi misión es proporcionarte información; acompañarte en la búsqueda de la confianza en ti misma, de tu autoestima; trabajar la relación de pareja; hacer de tu proceso un momento brillante, para que lo vivas de manera consciente, aquí y ahora; trabajar los cambios que se producen en la  pareja y/o familia ¿Conoces Método NACES? También lo aplico. Es un método basado en el hypnobirthing que consiste en prepararte para dar a luz trabajando desde el inconsciente, de tal manera que cuando llegue el momento tu cerebro identifique que ya lo has experimentado y recuerde que tú, que tu cuerpo y tu esencia estáis preparados y sabéis hacerlo. Además de empoderarte para el parto también aumentará la complicidad con tu pareja o acompañante si así lo decides. Podemos hacer sesiones individuales presenciales u online, sesiones grupales e incluso el día del alumbramiento. Los cambios forman parte de mi vida, lo que me hace crecer continuamente. Actualmente me encuentro en Ciudad Real, donde podemos vernos en persona si te interesa. Pero siempre, siempre, siempre puedes contar conmigo a través de las redes. Así, desde la intimidad de tu casa, o a través del smartphone podemos contactar, resolver dudas, trabajar juntas/os, conectar. Bien por videoconferencia, a través del correo electrónico o incluso a través de una llamada de teléfono. Escríbeme a [email protected]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s