Mamá necesita descansar

Hoy ha sido un buen día, un día de esos en los que todo fluye. Nos hemos levantado y cuando he mirado el reloj ¡era una hora más temprano de lo habitual! ¡sorpresa! Nos ha dado tiempo a desayunar, a limpiar, poner lavadora… Y aún no eran las 10:30 cuando hemos salido a pasear con la tita. Hemos comido un poco, supertemprano, y nos hemos ido a dormir la siesta.

¡Aquí es donde quería llegar! Habitualmente cuando ella se duerme yo aprovecho para trabajar pero hoy me he quedado dormida a la vez que ella. Se ha despertado preparada para llamarme y cuando se ha dado cuenta de que estaba a su lado se le han abierto los ojos como platos. Me ha pegado un achuchón de los suyos: son como besos de gnomo, con mucha fuerza, apretando los dientes y agarrándome de las orejas. Ha buscado la teta y se ha vuelto a dormir. Yo no, yo me he quedado despierta con un brazo bajo su cuerpo.

¿Y sabéis qué? No me he levantado, he decidido quedarme a su lado despierta y disfrutando del momento. Durante aproximadamente una hora he sonreído y me ha dado tiempo a pensar muchísimo. Ha sido el momento de mayor creatividad de la semana. He organizado ideas, he imaginado cómo será cuando estemos los cuatro juntos, he recargado la energía, y sobre todo me he sentido agradecida por lo que tengo.

Venía de una semana dura por el cansancio, en el que algunos días se me han hecho agotadores, y mi paciencia, sonrisas, foco de pensamientos estaban torcidos.

A las mamás a veces nos cuesta reconocer los signos del cansancio. Da igual que trabajemos fuera de casa o cuidando de los hijos todo el día, quizás los detonantes son distintos pero las sensaciones son comunes:

  • Cometer errores en tareas sencillas.
  • Sentir que cuerpo y mente no van al mismo ritmo.
  • Dificultad para tomar decisiones.
  • Cansancio físico.
  • Pérdida de paciencia.
  • Cambios bruscos del humor (normalmente para mal).
  • Dormir mal, desvelarse…
  • Dificultad para organizarse.
  • Distraerse fácilmente.
  • Ansiedad para comer o falta de apetito.
  • Sentirse insatisfecha con lo que se hace (ya sea con las tareas que se desempeñan o con la forma de vida).

En definitiva, los síntomas son muchos pero la dificultad viene en identificarlos y frenar.

Es muy fácil decir: “para, tómate un tiempo para ti”, “haz ejercicio”… Pero lo cierto es que puedes empezar por tareas menos complicadas o que puedes encajar mejor en tu día a día. La sensación de que le faltan horas al día o la típica expresión “no me da la vida” son muy descriptivas de la situación, por eso sacar de la noche a la mañana dos horas a la semana para salir a correr puede suponer que el cansancio se vaya acumulando hasta que se materialice el propósito.

Mamá necesita descansar

¿Qué te propongo?

Un pequeño cambio de rutina de vez en cuando. ¿Esperabas que te dijera que llevaras contigo una agenda en la que organizar hasta el último minuto? No. Es más sencillo. Improvisa. Encuentra esos momentos en los que te puedas “escaquear”.

Quizás sea salir a jugar con tus hijos en lugar de llevarlos a las extraescolares.

Quizás sea una siesta a deshora.

Quizás sea no hacer la compra y pedir comida, o comer ese tupper que lleva meses en el congelador.

Quizás sea un baño más largo de lo habitual o no ducharse ese día.

Decídelo en el momento, de paso te va a ayudar a priorizar, a darte cuenta de qué es lo realmente importante. Y te aseguro que lo vas a disfrutar.

¿Sabes esa sensación que tienes (o tenías antes de tener hijos 😉 ) los días de fiesta cuando no tenías que madrugar? Es algo parecido, o incluso mejor.

Y es que, mamá necesita descansar también, mamá necesita dormir, mamá necesita cuidarse y ser cuidada. Porque lo merece primero, pero también porque lo necesita para poder cuidar. Y quien dice mamá, dice papá, que los cuidados no son responsabilidad exclusiva de las mujeres aunque la realidad haga parecer que sí.

El exceso de estrés y cansancio pueden derivar en serios problemas para la salud física, por no hablar de la mella que hacen en el día a día para ti y tu entorno. Pueden desembocar en úlceras, cefaleas, dolores mensturales, problemas gastrointestinales, hipertensión…

Otro consejo es crear tribu: ese grupo de mamás/papás que saben de primera mano por lo que estás pasando y con los que hablar de lo que te pasa. Hablando de lo que te pasa aligeras carga, cambia la perspectiva y abres tu mente a los consejos y experiencias de otras personas. Salir de los lugares en los que se desarrolla tu rutina, aunque sea una vez a la semana, una vez al mes, hace que tu mente se active y deje de lado la espiral en la que se encontraba.

Las afirmaciones positivas así como las palabras de agradecimiento cambian la sintonía de tus días. Cinco minutos para detenerte a buscarlas, sentirlas a la vez que respiras profundamente y las crees (muy importante) van a potenciar la motivación para continuar, para saborear el día.

P.D. Mientras que editaba texto y fotos se ha hecho pipí tres veces, otra vez caca y ha habido como diez interrupciones. Menos mal que la paciencia estaba a tope y me he dado cuenta de que eso no hace el día menos perfecto.

¿Qué me dices? ¿Te animas a probar? No tienes nada que perder, pero hay mucho que ganar.

Si quieres suscribirte a mi Newsletter para enterarte cuándo publico y beneficiarte de descuentos exclusivos solo tienes que escribir tu Email aquí abajo.

Escrito por

Detrás de MamaJuana Banana está Ester López-Turrillo, Psicóloga terapeuta experta en crianza, con una amplia formación en perspectiva de género y feminismo, y experiencia laboral en el mundo de la infancia. Pero sobre todo, sobre todo... soy mamá de dos niñas, que me aportan el mayor de mis aprendizajes, con las que crezco personalmente cada día. La crianza con apego es mi estilo de vida, todo un reto porque implica vivir despacio en los tiempos que corren, respetar el ritmo que mis hijas marcan adaptándolo a mis rutinas. ¿Os suena? La crianza de los/as hijos/as aunque preciosa, no es sencilla. Nos enfrentamos a retos continuos y situaciones que nos ponen a prueba, a diario, continuamente. Y como mamá (o papá) no nos encontramos siempre con los recursos necesarios para afrontarlos. Por eso, déjame ayudarte. Además, como acompañante a la maternidad, estaré contigo en cualquier momento del maravilloso proceso de crear vida: preconcepción, embarazo, parto, postparto. Siempre desde el respeto a tus propias decisiones, con confianza, comprensión, sin juicios. Mi misión es proporcionarte información; acompañarte en la búsqueda de la confianza en ti misma, de tu autoestima; trabajar la relación de pareja; hacer de tu proceso un momento brillante, para que lo vivas de manera consciente, aquí y ahora; trabajar los cambios que se producen en la  pareja y/o familia ¿Conoces Método NACES? También lo aplico. Es un método basado en el hypnobirthing que consiste en prepararte para dar a luz trabajando desde el inconsciente, de tal manera que cuando llegue el momento tu cerebro identifique que ya lo has experimentado y recuerde que tú, que tu cuerpo y tu esencia estáis preparados y sabéis hacerlo. Además de empoderarte para el parto también aumentará la complicidad con tu pareja o acompañante si así lo decides. Podemos hacer sesiones individuales presenciales u online, sesiones grupales e incluso el día del alumbramiento. Los cambios forman parte de mi vida, lo que me hace crecer continuamente. Actualmente me encuentro en Ciudad Real, donde podemos vernos en persona si te interesa. Pero siempre, siempre, siempre puedes contar conmigo a través de las redes. Así, desde la intimidad de tu casa, o a través del smartphone podemos contactar, resolver dudas, trabajar juntas/os, conectar. Bien por videoconferencia, a través del correo electrónico o incluso a través de una llamada de teléfono. Escríbeme a [email protected]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s