Agitación por amamantamiento: el rechazo al bebé y la sensación desagradable al dar el pecho.

sensación desagradable al dar el pecho

La agitación del amamantamiento es un fenómeno que puede explicarse como el rechazo de las mamás a su hijo/a cuando tienen que darles el pecho. Ocurre durante el embarazo o cuando nace el/la nuevo/a bebé y amamanta en tándem, es decir, continúa la lactancia con los/as dos hermanos/as a la vez aunque solo le pasa con el/la mayor. Algunas madres de bebés de más de un año también describen síntomas similares antes de la menstruación o durante esta. Y también suele ocurrir durante la crisis de lactancia de los 2 años en la que los/as bebés se vuelven superdemandantes.

¿Rechazo al bebé cuándo toma el pecho?

Te cuento más. Es un rechazo visceral que comienza inmediatamente que se agarra a la teta como una sensación desagradable. Sientes una especie de escalofrío que te recorre todo el cuerpo y la necesidad de apartar a tu bebé. La paciencia se agota de golpe.

En cuanto a las emociones, aparecen aquellas que solemos considerar negativas: enfado, frustración,tristeza y culpa, mucha culpa. ¿Qué tendrá la culpa que nos persigue a las madres despiadadamente? Probablemente ya lo hacía antes, forma parte de la educación que las mujeres recibimos pero se vuelve incisiva cuando se trata de nuestros/as hijos/as.

En la agitación en la lactancia surge la culpa porque es muy contradictorio querer compartir con tu bebé uno de los mayores actos de amor que estás convencida que compartes con él/ella con el sentimiento de rechazo y evitación que te provoca.

Ciertamente es muy difícil disimularlo y comienzas a resoplar, a cambiarle de teta, a pedirle enfadada que termine, a decirle que te duele o que te hace daño, le retiras… y ahí ya te derrumbas. Te derrumbas porque ella/él llora, te das cuenta de que no querías tratarle de esa forma y porque inmediatamente vuelve tu lucidez y el animal que llevas dentro se calla, se amansa.

En ocasiones, las peores, terminas llorando y resignándote hasta que tu bebé se calma o se duerme.

Durante la lactancia en tándem la culpa también aparece porque no quieres que tu hijo/a mayor se sienta rechazado/a justo cuando ha llegado su hermanito/a.

Otras veces, algunas madres describen que junto a estas sensaciones desagradables sienten una especie de excitación sexual. A mí me ha pasado en contadas ocasiones. Es desesperante. Mi teoría es que el cuerpo se siente tan mal que intenta compensarlo de alguna forma, intentando encontrarle algo placentero. Desde luego no es lo más adecuado, eso te inquieta más.

Cuando la agitación al dar teta ocurre en el embarazo se suma la sensibilidad a los pezones que hace sentir la succión de forma distinta, más intensa.

¿Qué puedo hacer para evitar la agitación del amamantamiento?

Sé que os he pintado un panorama muy feo, pero ¿qué te voy a contar a ti que has llegado hasta aquí porque tú y tu bebé lo estáis viviendo en carne propia? Y seguramente estés buscando evitar el destete por la agitación.

A mí hace meses que me ocurre (ahora mismo esto y embarazada de 29 semanas), pero es difícil hablar sobre el tema. Es una especie de tabú. No me animaba a contarlo porque no lograba hallar la fórmula para hacerlo desaparecer. Ahora lo sé: puedo sobrellevarlo pero no eliminarlo.

  • Lo primero que te recomiendo ya lo estás haciendo: informarte. Date cuenta que no eres la única a la que le pasa. Lee a otras madres o busca un grupo de lactancia cercano. A mí me ayudó mucho buscar información en el foro y grupo de facebook de Alba Lactancia sobre agitación.

Verás que les pasa a muchas mamás y que lo describen como algo animal, instintivo, visceral, inconsciente… Si les/nos pasa a tantas y tantas coincidimos en calificarlo de esa forma es porque es natural.Tu cuerpo te está diciendo: ¡Eh!, frena. Va a llegar una/a nuevo/a miembro a tu manada. ¿No va a ser mucha demanda de energía para mí? Te está advirtiendo de lo que viene.

Como siempre yo no voy a entrar en la decisión que tomes, tú y tu bebé sois las únicas personas a las que les incumbe. Tal vez, si es mayor, podéis pactar las tomas o decidir que la etapa de lactancia debe finalizar. También puede pasar que él/ella vaya reduciendo progresivamente el número de tomas.Este último es nuestro caso: Andina toma teta para dormir siestas y antes de dormir, también durante el sueño nocturno y si se hace daño, se pone enferma o se asusta.

  • Háblalo con esas madres u otras que puedan comprenderte. Desahogarte y expresarte te hará sentir mejor, más acompañada y arropada. Es toda una terapia.

Explícaselo también a tu pareja, si tienes. Igual que a ti te parece contradictorio él/ella no entenderá nada si no se lo dices o no busca por su cuenta. Puede ayudarte mucho activamente y a nivel moral.

Y por supuesto háblalo también con tu bebé cuando estés tranquila y/o cuando lo necesites. Dile que lo sientes y que lo quieres mejorar. Prueba distintas posturas hasta que encontréis aquella(s) que mejor funcione.

agitación al dar el pecho

Cómo hacerlo más soportable, más llevadero. Pequeños consejos:
  • La paciencia se agota rápidamente, ya lo he mencionado, pero no es lo mismo partir con un 80% que con un 30%. Por eso (y por muchas otras cosas como porque te lo mereces) tienes que cuidarte, tienen que cuidarte. Este es el motivo de que muchas mamás llevemos peor las tomas de la noche: venimos agotadas de todo el día.
  • A mí me funciona cantar, muy bajito, porque tengo costumbre de hacerlo y así mato dos pájaros de un tiro: yo me distraigo y ella se calma y duerme antes. (Quién me conozca se estará riendo porque siempre he destacado por lo mal que canto, pero prometo que he mejorado 😉 ).
  • Aguantar el impulso de cambiarla de teta o retirarla. A veces es muy difícil porque ella lega nerviosa y se balancea, me rasca (jiji.. sí, literalmente), intenta buscar el pezón que queda libre. Antes del embarazo siempre lo sintonizaba pero eliminamos la costumbre y lo cambio por tirarme de los lunarcillos que salen durante el embarazo, en ese caso le pongo la mano encima de la suya suavemente y espero a que pase el tiempo. Aunque parezca que no va a parar nunca os asegur que lo hará antes que de la otra forma.
  • Respirar. Un buen patrón respiratorio siempre es saludable pero si además se lo transmitimos indirectamente a  nuestro/a bebé salimos ganando ambas/os. Las respiraciones tienden a acompasarse. Si llega algo nerviosa/o es una buenísima forma de que baje revoluciones. Esto también sirve aunque no sufras agitación para que se duerma más tranqui y/o antes. Tienes que hacerlo marcando bien la inspiración y espiración para que te escuche, pero manteniendo el ritmo adecuado.

-Toma el aire por la nariz y expúlsalo por la boca.

-Intenta usar el diafragma. Sabrás si lo haces bien cuando se mueve tu barriga en lugar del tórax.

-Inspira por la nariz durante 4 segundos. Espera 4 segundos con el aire dentro de tu abdomen. Expulsa el aire por la boca durante 4 segundos. Espera 4 segundos antes de tomar aire de nuevo y repetir el proceso.

  • Cuenta con un plan b. No siempre funciona pero ofrecerle su comida preferida o realizar una actividad que le guste mucho a veces le distraen de su objetivo. Yo uso chocolate pero de noche no porque le daría un subidón de azúcar y le costaría dormirse, lo que terminaría por alargar la toma y ponerla más inquieta.
  • Ten agua en la mesita de noche. Yo siempre lo hago. Durante el embarazo se reduce la cantidad de leche que producimos e intuyo que mi hija necesita esa sensación de saciedad que antes tenía. Al principio se la ofrecía yo, pero ahora la pide ella. Eso no hace que deje de mamar sin embargo pienso que reduce la toma cuando se despierta en mitad de la noche.
  • Absolutamente siempre me agarro la teta de la que en ese momento está prendida en forma de sandwich o bocadillo, es decir, sujetándola con las manos en forma de U para no sentir tanto las succiones. ¡Cuidado al hacer esto! Junto con el momento tenso puede hacer que contraigamos mucho los músculos y la espalda, hombros y brazos queden rígidos. A mí me ha costado una contractura y todavía estoy intentando corregirlo.
  • Contar cuando necesites que tu bebé pare de tomar. A veces finalizará y en otras ocasiones podrás tomar aire porque querrá seguir. También puedes contar mentalmente para intentar distraerte mientras toma pecho aunque a mí me pone más nerviosa porque los números avanzan y ella no se quita.
Si lo tengo durante el embarazo: ¿también lo tendré cuando amamante en tándem?

No te puedo contestar con certeza. Lo que sí debes saber es que a la alta demanda de las primeras semanas de el/la recién nacido/a suele unirse la de el/la mayor. Cuando el/la peque se acerca al pecho surge el reflejo de eyección y su hermano/a pronto se dará cuenta y querrá aprovecharlo, por lo que intentará mamar a la vez. Puede ser agotador y producirse agitación al dar la teta. En este caso suele remitir con el tiempo según las experiencias de quienes siguen adelante.

Nota: cuando hablo de hermano/a mayor y digo “bebé” es porque les considero así hasta los 3 años, pero si tienen más edad: chapó. Me parece genial que la lactancia dure lo que cada mamá e hijo/a crean conveniente, ya sean 12 meses o 4 años.

¿Algún truco más que os funcione? Me encantaría que dejarais vuestras experiencias en los comentarios para que todas nos sintiéramos acompañadas.

Si quieres recibir las novedades directamente a tu Email y ser la primera en beneficiarte de los descuentos puedes dejarme tu correo electrónico. Prometo no spamear, palabrita.

Escrito por

Detrás de MamaJuana Banana está Ester López-Turrillo, Psicóloga terapeuta experta en crianza, con una amplia formación en perspectiva de género y feminismo, y experiencia laboral en el mundo de la infancia. Pero sobre todo, sobre todo... soy mamá de dos niñas, que me aportan el mayor de mis aprendizajes, con las que crezco personalmente cada día. La crianza con apego es mi estilo de vida, todo un reto porque implica vivir despacio en los tiempos que corren, respetar el ritmo que mis hijas marcan adaptándolo a mis rutinas. ¿Os suena? La crianza de los/as hijos/as aunque preciosa, no es sencilla. Nos enfrentamos a retos continuos y situaciones que nos ponen a prueba, a diario, continuamente. Y como mamá (o papá) no nos encontramos siempre con los recursos necesarios para afrontarlos. Por eso, déjame ayudarte. Además, como acompañante a la maternidad, estaré contigo en cualquier momento del maravilloso proceso de crear vida: preconcepción, embarazo, parto, postparto. Siempre desde el respeto a tus propias decisiones, con confianza, comprensión, sin juicios. Mi misión es proporcionarte información; acompañarte en la búsqueda de la confianza en ti misma, de tu autoestima; trabajar la relación de pareja; hacer de tu proceso un momento brillante, para que lo vivas de manera consciente, aquí y ahora; trabajar los cambios que se producen en la  pareja y/o familia ¿Conoces Método NACES? También lo aplico. Es un método basado en el hypnobirthing que consiste en prepararte para dar a luz trabajando desde el inconsciente, de tal manera que cuando llegue el momento tu cerebro identifique que ya lo has experimentado y recuerde que tú, que tu cuerpo y tu esencia estáis preparados y sabéis hacerlo. Además de empoderarte para el parto también aumentará la complicidad con tu pareja o acompañante si así lo decides. Podemos hacer sesiones individuales presenciales u online, sesiones grupales e incluso el día del alumbramiento. Los cambios forman parte de mi vida, lo que me hace crecer continuamente. Actualmente me encuentro en Ciudad Real, donde podemos vernos en persona si te interesa. Pero siempre, siempre, siempre puedes contar conmigo a través de las redes. Así, desde la intimidad de tu casa, o a través del smartphone podemos contactar, resolver dudas, trabajar juntas/os, conectar. Bien por videoconferencia, a través del correo electrónico o incluso a través de una llamada de teléfono. Escríbeme a [email protected]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s