Pesadillas infantiles

pesadillas infantiles, miedos nocturnos y parasomnias

Aunque pesadillas infantiles y terrores nocturnos puedan parecerte lo mismo, no lo son. Ambos pertenecen al grupo de las parasomnias, término que en psicología se usa para denominar a las conductas que difieren de lo normal asociadas con el sueño. A continuación te explicaré cómo distinguir, identificar y cómo actuar ante las pesadillas. En otro post veremos los terrores nocturnos con mayor detalle.

Las pesadillas son sueños que provocan miedo en el niño o la niña puesto que se experimenta de forma muy realista. La mayoría de las veces se despertará solo/a, agitado/a y con temor, recordando lo sucedido.

Asimismo lo reconoceremos porque son llamativas la agitación, la angustia, la ansiedad. Probablemente se acompañe de gritos, llanto y el niño/a esté empapado/a de sudor.

Se suelen presentar durante la fase REM del sueño, por eso es más frecuente que se produzcan en la segunda mitad de la noche. REM son las siglas de Rapid Eye Movement o lo que es lo mismo: Movimiento Rápido de los Ojos. Durante esta fase es cuando aparecen los sueños con un hilo conductor mientras los músculos se encuentran totalmente relajados. Sin embargo el sistema nervioso central está muy activo, igual que cuando estamos en alerta.

Otra característica de las pesadillas infantiles es que su prevalencia es mayor en niños que en niñas, y se producen de manera más frecuente a los tres años de edad aunque los podemos encontrar de los dos a los seis años. A partir de esa edad hasta la adolescencia tienden a desaparecer.

Es más fácil que las pesadillas ocurran en períodos de cambios, ansiedad, en los que el niño o la niña está más nervioso/a o alerta por alguna causa, o incluso si tiene dolor, alguna enfermedad o está tomando medicación.

¿Cómo actuar ante las pesadillas infantiles?

-Lo primero de todo es darle soporte emocional, acompañamiento, presencia física.

-Dejemos las preguntas a parte. Entiendo que quieres saber lo que pasa, pero no es el momento. Lo importante es que tu hijo/a sienta seguridad. ¿Y quién mejor que su/s figura/s de apego para aportársela?

-Puedes hablarle dulcemente e incluso despertarle si no lo ha hecho por si mismo/a.

-Siéntate a su lado y abrázale si sientes que es el momento. El contacto físico genera la producción de oxitocina, la hormona del amor.

 Qué bonito poder combatir el miedo con amor.

-Dile que ya ha pasado, que estás ahí, que está contigo y todo ha sido un sueño.

-Lo más seguro es que no quiera hablar de aquello que le ha provocado miedo. Si es así déjalo estar. Si indagas para que la recuerde puede que le cueste más conciliar el sueño porque se vuelva a agitar.

-Al día siguiente puedes hablar de lo sucedido para encontrar información sobre el origen de su sueño. Eso te dará pistas sobre su preocupación y te permitirá buscar una solución para prevenir otras pesadillas.

Diferenciar pesadillas infantiles de terrores nocturnos

Como ya te he comentado antes, los terrores nocturnos serán explicados en otro artículo. No obstante y grosso modo te adelanto que lo distinguirás de las pesadillas porque se producirán al principio de la noche. Además resulta complicado que el niño o la niña despierte, pudiendo llegar a durar entre 10 y 20 minutos de agitación. Si se despierta se dormirá con facilidad. Tampoco es usual que al día siguiente recuerden lo sucedido.

Para prevenir estas parasomnias infantiles es muy importante crear una rutina de tranquilidad y relax antes de ir a dormir. El objetivo es que vayan bajando revoluciones y asociando el contexto con la hora de dormir.

Crear una rutina de preámbulo al sueño va a hacer que se automatice el proceso. Sobre todo los bebés tienen muy claro cuando tienen sueño, pero a veces la diversión es tanta que no quieren o “se pasan de rosca”, es decir, están tan excitados que les resulta difícil conciliar el sueño.

¿Cómo crear una rutina de sueño?

Algunos tips para crear una buena rutina de sueño y evitar pesadillas y terrores nocturnos serían:

  • Bajar la intensidad de la luz o cambiar la luz fuerte por otras más suaves.
  • La presencia de un baño o ducha, con un jabón que tenga un aroma agradable o si preferís no usarlo (dependiendo de la edad y/o la suciedad es prescindible y recomendable no usar gel).
  • Música relajante que acompañe todo el proceso. La música, los ritmos, la armonía… ¡cuán importante es y lo poco valorada que está en algunos contextos!
  • Un buen masaje ayuda a conectar con tu hijo/a y activa áreas del cerebro relacionadas con el placer y el amor.
  • Leer. ¡Qué buen hábito! Podemos empezar a inculcarlo desde que están en la barriga de mamá.
  • Yoga o meditación. No hace falta ser un/a experto. Hay algunos libros maravillosos como este con CD incluído, este para iniciarse en la meditación con niños/as o este kit perfecto de una iniciativa preciosa que se llama Hippy Kids Yoga, que os harán pasar muy buenos ratos en compañía.
  • Aunque a nivel cerebral es mejor dormir en oscuridad, nunca hay que forzar a los niños y niñas a que pasen miedo. Las luces quitamiedos o proyectores de luz pueden ayudarle a sentir seguridad.

Siempre es positivo para la familia formarse y disfrutar de actividades conjuntas. Hace muy poquito en Club Coccole, en Málaga, impartieron un taller muy especial en el que se aplicaba la musicoterapia para facilitar la conciliación del sueño.

Recuerda no confundir pesadillas con terrores nocturnos. Pero si te queda alguna duda, quieres que tratemos el tema más en profundidad o sientes que tú te pones más nerviosa/O que tu peque, podemos hablar en [email protected] o revisar si esta opción te beneficia más.

¡Dulces sueños, libres de pesadillas!


Si quieres recibir beneficios y descuentos exclusivos en mis tarifas y productos, suscríbete a mi newsletter. Prometo no spamear. También puedes escribirme cualquier consulta a [email protected]

Escrito por

Detrás de MamaJuana Banana está Ester López-Turrillo, Psicóloga terapeuta experta en crianza, con una amplia formación en perspectiva de género y feminismo, y experiencia laboral en el mundo de la infancia. Pero sobre todo, sobre todo... soy mamá de dos niñas, que me aportan el mayor de mis aprendizajes, con las que crezco personalmente cada día. La crianza con apego es mi estilo de vida, todo un reto porque implica vivir despacio en los tiempos que corren, respetar el ritmo que mis hijas marcan adaptándolo a mis rutinas. ¿Os suena? La crianza de los/as hijos/as aunque preciosa, no es sencilla. Nos enfrentamos a retos continuos y situaciones que nos ponen a prueba, a diario, continuamente. Y como mamá (o papá) no nos encontramos siempre con los recursos necesarios para afrontarlos. Por eso, déjame ayudarte. Además, como acompañante a la maternidad, estaré contigo en cualquier momento del maravilloso proceso de crear vida: preconcepción, embarazo, parto, postparto. Siempre desde el respeto a tus propias decisiones, con confianza, comprensión, sin juicios. Mi misión es proporcionarte información; acompañarte en la búsqueda de la confianza en ti misma, de tu autoestima; trabajar la relación de pareja; hacer de tu proceso un momento brillante, para que lo vivas de manera consciente, aquí y ahora; trabajar los cambios que se producen en la  pareja y/o familia ¿Conoces Método NACES? También lo aplico. Es un método basado en el hypnobirthing que consiste en prepararte para dar a luz trabajando desde el inconsciente, de tal manera que cuando llegue el momento tu cerebro identifique que ya lo has experimentado y recuerde que tú, que tu cuerpo y tu esencia estáis preparados y sabéis hacerlo. Además de empoderarte para el parto también aumentará la complicidad con tu pareja o acompañante si así lo decides. Podemos hacer sesiones individuales presenciales u online, sesiones grupales e incluso el día del alumbramiento. Los cambios forman parte de mi vida, lo que me hace crecer continuamente. Actualmente me encuentro en Ciudad Real, donde podemos vernos en persona si te interesa. Pero siempre, siempre, siempre puedes contar conmigo a través de las redes. Así, desde la intimidad de tu casa, o a través del smartphone podemos contactar, resolver dudas, trabajar juntas/os, conectar. Bien por videoconferencia, a través del correo electrónico o incluso a través de una llamada de teléfono. Escríbeme a [email protected]

Un comentario sobre “Pesadillas infantiles

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s