Angustia por separación

angustia por separación bebés falsa crisis de lactancia de los 9 meses exterogestación ansiedad de separación niños

Mi bebé tiene 8 meses, casi 9 y no quiere separarse de mí ni para que le cambie el pañal porque llora. Por las noches se despierta muchas veces y lo hace en un grito repentino, llorando a pleno pulmón. Le pongo al pecho, toma un poquito y se vuelve a dormir. Necesita estar en contacto continuo conmigo. Antes podía estar en brazos de su padre, de la abuela… pero ahora solo quiere estar conmigo. Tareas cotidianas como cocinar, ducharme o cepillarme los dientes son una auténtica odisea.

Esto es lo que actualmente le está ocurriendo a mi hija, pero es una consulta que me encuentro con frecuencia: la mamá preocupada y agotada, casi a partes iguales, quiere saber qué está pasando, qué han podido hacer para que de repente sus bebés no quieran estar en otros brazos.

 Enhorabuena, tú bebé tiene un sistema de supervivencia afinado como un reloj suizo. El período de exterogestación ha terminado.

¿Exteroqué? Exterogestación.

La definición de exterogestación es el período que el/la bebé necesita, tras salir del útero, para seguir desarrollándose. Se suele decir que son 9 meses dentro y nueve meses fuera.

Si prestamos atención alrededor de los 8-10 meses ocurren hitos muy importantes en el desarrollo de los bebés: se mantienen erguidos/as, empiezan a gatear, su interés por la alimentación complementaria aumenta, le salen sus primeros dientecitos… Pero además les ocurre algo muy importante: son capaces de identificar que son seres independientes de su mamá y separarse de ellas les causa un terrible desasosiego que también tiene un nombre técnico: angustia por separación. Esto marca el fin de la exterogestación.

En definitiva, el ser humano necesita unos meses más para seguir desarrollando su sistema nervioso y ser relativamente autónomo. Imagina que nada más nacer solo tiene un 25% de su cerebro desarrollado. Necesita ser llevado en brazos (o porteado), sentir el contacto, el calor, la voz, el movimiento… mientras se van realizando conexiones neuronales y su cerebro madura.

Angustia por separación

La angustia por separación, angustia de separación, angustia del octavo mes o , en términos de lactancia, falsa crisis de los 9 meses, se produce, como comentaba, porque se da cuenta de que mamá y él/ella no son uno. Para nosotros es muy fácil marcar un antes y un después tras el nacimiento pero no es así para los/as bebés, que necesitan todo este tiempo.

Entonces, ¿ahora por qué llora?, ¿por qué me quiere a su lado constantemente? – Te estarás preguntando.

Ay, amiga, porque estos (alrededor de) 9 meses tras el nacimiento son los que necesitan para completar su desarrollo básicamente pero no está todo hecho, aún necesitan a su figura de apego fundamental.

Te necesitan y lloran para que te enteres. Míralo de esta forma, te están diciendo: “mamá, lo has hecho muy bien, pero no te alejes porque aún te necesito para sobrevivir, para que me alimentes física y emocionalmente”.

Pero estás preocupada porque tu quieres un/a hijo/a independiente y con autonomía.

Entonces dale seguridad, dale lo que te pide, establece un vínculo de apego seguro. Cuanto más arropado/a y respaldado/a se sienta, tendrá más seguridad en sí mismo/a y eso fomenta la autonomía y la toma de decisiones de su futuro. Pero de un futuro a medio plazo.

Los primeros tres años de vida son clave. Tu cercanía y el apego que le des van a ayudar a crear las condiciones óptimas para que su cerebro cree conexiones y pueda gestionar el cortisol (la hormona del estrés).

Puedes leer más sobre apego seguro aquí.

La angustia por separación sucede porque ellos/as aún no son conscientes de que cuando te vas, volverás, que estás en otro lugar distinto pero no has desaparecido de la faz de la tierra. Llorando, demandando más teta, lanzándose a tus brazos… se garantiza tu cercanía y su supervivencia.

¿Quieres un dato curioso? Margot Sunderland, una reconocida psicóloga infantil británica, autora de libros tan interesantes como “La ciencia de ser padres”, afirma que cuando los/as bebés experimentan angustia por separación se activan las mismas zonas del cerebro que se activarían si experimentaran dolor físico. He aquí la respuesta a “por qué mi niño/a se despierta por la noche repentinamente llorando”.

Gestionar opiniones ajenas

Ahora ya sabes que tienes que es mejor hacer caso omiso cuando escuches comentarios sobre lo enmadrada que está tu hija, la mamitis que tu bebé tiene, que te usa de chupete o que estás criando a un hijo dependiente. Para variar, ¡lo estás haciendo muy bien!

¿Tu vida laboral o circunstancias personales te obligan a separarte de tu bebé?

Podemos hablar online sobre todo el contexto que rodea vuestra situación particular para encontrar la mejor manera de afrontar esa separación. Mientras tanto ahí van unos tips.

  1. Ten paciencia en sus procesos. Siempre lo digo: te puede parecer que son muchos meses, pero en comparación con toda tu vida, toda su vida, y los beneficios que le aporta a su sistema nervioso y su bienestar emocional y psicológico compensan todo eso.
  2. Déjalo con personas de confianza, con las que pase tiempo a menudo. Puedes hacerlo de forma progresiva, aumentando el tiempo poquito a poco.
  3. Si tú estás, pero necesitas ducharte, recoger… algo que te impida tenerlo/a en brazos, establece comunicación de otra forma: a través de tu voz o haciendo algún juego. Puede parecerte que “haces el ganso” pero te va a sacar tu lado divertido y te aseguro que luego te reirás mucho contándolo cuando crezca.
  4. Mentalízate que los/as bebés tienen despertares hasta los 3 ó 4 años. Es lo que tarda en “aprender” a dormir. No es algo que puedas enseñarle aunque sí se puede favorecer con rutinas a medida que van creciendo.
  5. Es probable que cuando vuelvas a su lado notes que está más demandante de tu atención, que se pega a ti como a una lapa. Dásela, como he explicado antes, la necesita. Si adoptas conductas de evitación y te “escapas”, aumentará su ansiedad.
  6. Siempre que te vayas despídete. Así podrá anticipar que te irás y con el tiempo sabrá que volverás a su lado. Si no le avisas se pondrá más nervioso/a porque nunca sabrá cuándo te irás para un ratito o para un gran período de tiempo.

Espero que te sientas más tranquila después de leer sobre la exterogestación y la angustia por separación que hacen que tu bebé no quiera separarse de tu lado. Pero puedes seguir contando conmigo contactándome a través de [email protected]

Escrito por

Detrás de MamaJuana Banana está Ester López-Turrillo, Psicóloga terapeuta experta en crianza, con una amplia formación en perspectiva de género y feminismo, y experiencia laboral en el mundo de la infancia. Pero sobre todo, sobre todo... soy mamá de dos niñas, que me aportan el mayor de mis aprendizajes, con las que crezco personalmente cada día. La crianza con apego es mi estilo de vida, todo un reto porque implica vivir despacio en los tiempos que corren, respetar el ritmo que mis hijas marcan adaptándolo a mis rutinas. ¿Os suena? La crianza de los/as hijos/as aunque preciosa, no es sencilla. Nos enfrentamos a retos continuos y situaciones que nos ponen a prueba, a diario, continuamente. Y como mamá (o papá) no nos encontramos siempre con los recursos necesarios para afrontarlos. Por eso, déjame ayudarte. Además, como acompañante a la maternidad, estaré contigo en cualquier momento del maravilloso proceso de crear vida: preconcepción, embarazo, parto, postparto. Siempre desde el respeto a tus propias decisiones, con confianza, comprensión, sin juicios. Mi misión es proporcionarte información; acompañarte en la búsqueda de la confianza en ti misma, de tu autoestima; trabajar la relación de pareja; hacer de tu proceso un momento brillante, para que lo vivas de manera consciente, aquí y ahora; trabajar los cambios que se producen en la  pareja y/o familia ¿Conoces Método NACES? También lo aplico. Es un método basado en el hypnobirthing que consiste en prepararte para dar a luz trabajando desde el inconsciente, de tal manera que cuando llegue el momento tu cerebro identifique que ya lo has experimentado y recuerde que tú, que tu cuerpo y tu esencia estáis preparados y sabéis hacerlo. Además de empoderarte para el parto también aumentará la complicidad con tu pareja o acompañante si así lo decides. Podemos hacer sesiones individuales presenciales u online, sesiones grupales e incluso el día del alumbramiento. Los cambios forman parte de mi vida, lo que me hace crecer continuamente. Actualmente me encuentro en Ciudad Real, donde podemos vernos en persona si te interesa. Pero siempre, siempre, siempre puedes contar conmigo a través de las redes. Así, desde la intimidad de tu casa, o a través del smartphone podemos contactar, resolver dudas, trabajar juntas/os, conectar. Bien por videoconferencia, a través del correo electrónico o incluso a través de una llamada de teléfono. Escríbeme a [email protected]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s