Destellos del Puerperio

Se miró al espejo. Su barriga, que dejó de ser solo suya durante 9 meses, seguía allí. Vacía. Rodeada de líneas sinuosas que le recordarían siempre quién la habitó.
Ancha como el ecuador. Con una mezcla de tristeza y alegría que solo se conoce en el puerperio.
Abierta en canal. Con la certeza de que las próximas semanas saldría todo el lodo que guardaba dentro porque de ahí crecerían las flores más bellas que jamás pudo imaginar.

 

Imagen principal de Kimber Beck.

2019-05-17T19:13:38+00:00

About the Author:

Leave A Comment