Micromachismos en la infancia: la influencia de los dibujos

micromachismos dibujos animados minifeministas machismo niños sexismo infancia niñas

Que vivimos en un sistema machista y heteropatriarcal no es ningún secreto. ¿O de verdad piensas que existe la equidad de género? ¿Sí?¿De verás? Entonces quédate que te voy a contar una cosita sobre los micromachismos que inundan los dibujos animados que nuestras hijas e hijos ven.

Ya sabéis que cuando terminé la carrera de Psicología hice un Máster en Estudios de Género, que tengo incorporada en mi vida una perspectiva de la que no puedo ni quiero desprenderme. Por esto mismo en la crianza de mis hijas lo tengo muy presente y cuando detecto una muestra de machismo en una serie de televisión, un cuento o una película me hierve la sangre, me pongo de color violeta (no podía ser otro) y lo apunto en mi larga, larga, larga, larga lista mental de estereotipos y roles de género que inundan esta sociedad. Incluso tengo mi propia versión de “Caperucita Roja”.

Pero al grano, ¿qué son los micromachismos?

Los micromachismos son muestras o manifestaciones sexistas que aparecen tan sutilmente que es difícil detectarlas, pero que tienen un sustrato machista fuertemente arraigado. Un ejemplo sería la costumbre de abrir la puerta a las mujeres para cederle el paso, o retirarle la silla para que se sienten. No es cortesía, es una actitud machista basada en la creencia de que las mujeres son débiles o incapaces.

¡Espera, espera! Antes de negarlo y ofenderte, reflexiona. A veces es incómodo reconocer la realidad. No es un juicio. Es una oportunidad para cambiarlo si te vuelve a suceder.

Otros ejemplos son la distinción entre señora y señorita; la costumbre de ocupar más espacio que las mujeres en el ámbito público (el famoso despatarre o manspreading); el paternalismo con el que tratan a las mujeres algunos profesionales; la hipersexualización de las mujeres en la publicidad y cada vez más de las niñas… Feminista Ilustrada os da 25 ejemplos más si queréis ahondar en el tema.

Y ¿por qué te hablo yo de micromachismos?

Porque casi me da un patatús viendo la película Rattattouillle, un film de dibujos animados de Disney en el que un ratoncito muy hábil en la cocina ayuda a un joven inexperto en los fogones a cocinar, llegando a ganar el reconocimiento de sus colegas de profesión. Os confieso que al principio me pasó inadvertido, quizás porque nunca veo una película de dibujos animados del tirón.

La primera vez que vi la peli incluso me sorprendí gratamente del discurso feminista de una cocinera sobre la dificultad de las mujeres para acceder al mundo de la alta cocina. Pero cuando terminé de verla completa (quizás la quinta o sexta vez que la poníamos) me quedé pasmada con dos escenas muy graves en las que se normaliza la violencia de género.

-1ª Escena. El ratón, que vive en la campiña francesa, pierde a su familia en las alcantarillas y llega a París. Cuando se atreve a salir para buscar comida va atravesando distintas estancias. En un momento pasa por una habitación en el que una pareja discute y la mujer apunta con una pistola al hombre, segundos después da la vuelta y se encuentra a la misma pareja dándose un abrazo y beso apasionados. Mirad el minuto 1:20 del video que hay más abajo.

El mensaje subyacente es uno de los mitos más peligroso del amor romántico (que sirven para endulzar el machismo), el típico “quién bien te quiere te hará llorar”, que en su versión más infantil es “los que se pelean se desean”. No te preocupes si te tira del pelo, chiquita, eso es que le gustas. Nótese mi tono de ironía, por favor.

 

Y sí, me escandalizo cuando lo veo porque calan tan hondo que llegamos a creer que una relación violenta es compatible con una relación de amor. Y lo cierto es que deberíamos poner todas las alertas para que estas creencias no se normalizaran y cuando llegaramos a la adolescencia nos negáramos a entonar la canción de reguetón del verano.

-2ª Escena. El cocinero sale corriendo en busca de su compañera de trabajo que se ha ido enfadada. Ella, que le ve acercarse, saca un spray de autodefensa dispuesta a utilizarlo. Él tropieza y se abalanza sobre ella. Ella levanta el spray y él la besa. Ella baja su mano y se entrega al momento.

Conclusión: ella lo tenía clarísimo, le resultaba peligroso, desconfiaba. Sin embargo cambia de opinión. Y esto, esto es muuuuuuuuuy nocivo para los niños y niñas que terminarán siendo adolescentes y forjando relaciones. Es perpetuar el horrible “cuando dicen no, quieren decir sí”. Es alimentar la cultura de la violación. El mensaje que les manda es: lánzate, no importa que no le gustes, no importa que ponga resistencia, tampoco importa que esté tan convencida de que no le atraes que incluso tenga en la mano un spray de autodefensa preparado para usarlo contigo. Róbale un beso que caerá rendida a tus pies.

Y es que deberíamos estar gritando a los cuatro vientos que “No es no”, que “sin consentimiento es violación”, que ante la duda y sin respuesta explícita, mejor quédate quieto”, que el cuerpo de las mujeres no es un objeto y no importa la ropa que lleve, lo que haya bebido o por dónde pasee, SIEMPRE merece ser respetado.

 

Os pongo otros ejemplos, porque con el tema de la cultura de la violación me voy a embalar, me va a poseer el espíritu de Lola Vendetta y no voy a dejar títere con cabeza.

Johny Bravo: Representa a la perfección el prototipo de acosador callejero, cosifica a las mujeres. Las piropea y silba con aire de superioridad. Abiertamente reconoce que no las escucha y es insistente hasta decir basta. Esta serie ganó varios premios e incluso en 2012 se estrenó una película en la que él era el protagonista. Terrible.

Tom y Jerry. Podría entender que la versión antigua esté cargada de estereotipos sexistas. Entendería menos que los canales de televisión no lo tuvieran en cuenta y lo emitieran. Lo que no concibo es que hagan un remake y vuelvan a reproducir los mismos estereotipos. ¿Os resumo? Ama de casa, bruja y sexy. Esta distinción no es pura casualidad, es una representación muy clara de la tendencia a clasificar a las mujeres en tres subtipos: la mujer con carrera (o profesional), la madre o ama de casa y la mujer sexy. Cada una de estas tres experimenta distintos tipos de sexismo, hostil (el de toda la vida, el más explícito) o benévolo (el paternalista, que las considera débiles o incapaces) y distintas percepciones sobre su calidez y competencia (con sus correspondientes implicaciones en las actitudes que se manifiestan hacia ellas). De todo esto os puedo hablar largo y tendido, porque forma parte de mi trabajo fin de máster de Estudios de Género, y del que salió un artículo para la revista de Psicología Social. Podéis verlo aquí 

Mickey Mouse. Insisten en mostrar que sin pareja no estás completo, que cada persona tenemos una media naranja. Mal. Deberían transmitir que somos seres completos que decidimos compartir parte de nuestro tiempo, nuestra vida y espacio con otras personas. Lo que me lleva a la insistencia en que no deben existir secretos en la pareja. Ojo, que una cosa es la sinceridad y otra la dependencia de tener que contar todo lo que pasa al otro para recibir su aprobación. Lo vi el otro día en un capítulo de Enredados (Rapunzell).

Otro micromachismo en los dibujos animados es la hipersexualización de los personajes femeninos. Al menos todas las protagonistas y gran parte de las villanas. Se nos presentan cinturas de avispa, piernas torneadas, bustos exagerados para las cinturas que tienen, en su gran mayoría caucásicas y heterosexuales… En definitiva, prototipos que no representan a la mayoría de las mujeres. Existe el rumor de que va a aparecer la primera princesa Disney abiertamente lesbiana. Ojalá.

siluetas princesas no nos representan

En otro post os hablé del principio de la Pitufina que podemos ver, por ejemplo, en La patrulla canina.

También es un micromachismo la costumbre de representar a las mujeres como rivales, generalmente compitiendo por el amor de un hombre. Ahora mismo recuerdo una que lo ilustra muy bien, se llama Mia y yo.

Y hasta aquí llega mi lista, que si te ha gustado puede continuar. Solo tienes que escribírmelo en los comentarios. Y además me haces un gran favor, porque así puedo saber si este tipo de contenido es de tu interés.


¿Quieres recibir beneficios y descuentos exclusivos en mis tarifas y productos? ¿O simplemente quieres recibir mis publicaciones en tu correo? Subscríbete a mi newsletter y hazlo posible. Prometo no spamear. También puedes escribirme cualquier consulta a [email protected]

 

 

Escrito por

Detrás de MamaJuana Banana está Ester López-Turrillo, Psicóloga terapeuta experta en crianza, con una amplia formación en perspectiva de género y feminismo, y experiencia laboral en el mundo de la infancia. Pero sobre todo, sobre todo... soy mamá de dos niñas, que me aportan el mayor de mis aprendizajes, con las que crezco personalmente cada día. La crianza con apego es mi estilo de vida, todo un reto porque implica vivir despacio en los tiempos que corren, respetar el ritmo que mis hijas marcan adaptándolo a mis rutinas. ¿Os suena? La crianza de los/as hijos/as aunque preciosa, no es sencilla. Nos enfrentamos a retos continuos y situaciones que nos ponen a prueba, a diario, continuamente. Y como mamá (o papá) no nos encontramos siempre con los recursos necesarios para afrontarlos. Por eso, déjame ayudarte. Además, como acompañante a la maternidad, estaré contigo en cualquier momento del maravilloso proceso de crear vida: preconcepción, embarazo, parto, postparto. Siempre desde el respeto a tus propias decisiones, con confianza, comprensión, sin juicios. Mi misión es proporcionarte información; acompañarte en la búsqueda de la confianza en ti misma, de tu autoestima; trabajar la relación de pareja; hacer de tu proceso un momento brillante, para que lo vivas de manera consciente, aquí y ahora; trabajar los cambios que se producen en la  pareja y/o familia ¿Conoces Método NACES? También lo aplico. Es un método basado en el hypnobirthing que consiste en prepararte para dar a luz trabajando desde el inconsciente, de tal manera que cuando llegue el momento tu cerebro identifique que ya lo has experimentado y recuerde que tú, que tu cuerpo y tu esencia estáis preparados y sabéis hacerlo. Además de empoderarte para el parto también aumentará la complicidad con tu pareja o acompañante si así lo decides. Podemos hacer sesiones individuales presenciales u online, sesiones grupales e incluso el día del alumbramiento. Los cambios forman parte de mi vida, lo que me hace crecer continuamente. Actualmente me encuentro en Ciudad Real, donde podemos vernos en persona si te interesa. Pero siempre, siempre, siempre puedes contar conmigo a través de las redes. Así, desde la intimidad de tu casa, o a través del smartphone podemos contactar, resolver dudas, trabajar juntas/os, conectar. Bien por videoconferencia, a través del correo electrónico o incluso a través de una llamada de teléfono. Escríbeme a [email protected]

2 comentarios sobre “Micromachismos en la infancia: la influencia de los dibujos

  1. Nosotros casi no vemos la tele y lo poco que ve son pelis. Ahora le ha dado un poco por blaze y los monster machine y hay lo único que veo es el complejos de pitufina ya que solo hay una coche, pero no esta mal. Interactuan con los peques. Los has visto?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s